El Charro llega con todo

Con un solo cambio, 200 minutos sin recibir goles y un invicto de ocho partidos como local, Deportivo Merlo llega motiva al histórico partido frente a River Plate. 

Felipe De la Riva ya tiene todo listo y confirmado para que mañana, desde las 19.15, su equipo reciba al de Núñez en el Estadio Libertadores de América. Con respecto a la formación que salió a jugar el domingo pasado ante Quilmes (0-0, en el Sur), habrá una variante: el ingreso de Maximiliano Barreiro en lugar de Matías Conti.

¿Los once protagonistas? Darío Capogrosso; Emmanuel Martínez, Alejandro Manchot, Daniel Delgado y Mauricio Almada; Diego Sequeira, Leonardo Melián, Leonel García y Jorge Ribolzi; Ramiro López; y Barreiro.

Consciente de que tendrá una oportunidad muy importante para lucirse, el experimentado técnico uruguayo no sólo apostará a sus dirigidos (“no les van a temblar las piernas al momento de enfrentar a las figuras de River”) buscará los puntos débiles del rival: “Tiene algunas falencias defensivas y sabemos cómo aprovecharlas”.

Merlo lleva 200 minutos sin recibir goles en condición de local (el último se lo marcó Omar Gallardo, cuando el conjunto de Oeste se impuso 3-2 sobre Atlético Tucumán, por la última fecha de la temporada 2010/11) y acumula ocho partidos sin caer en esa condición (Belgrano fue el último en llevarse los tres puntos).

Por otra parte, cabe destacar que Deportivo Merlo tiene algo de River y no sólo la coincidencia en la banda que cruza el pecho, sino que el apodo de Charro nació en honor a José Manuel Moreno, figura de La Máquina, que revolucionó al fútbol argentino en la década del ’40.

El crack, amante del tango y también llamado “Fanfa”, se fue a vivir a Merlo cuando dejó el fútbol. Y allí se hizo amigo de Manuel Gutiérrez, un dirigente del Depo, quien le ofreció ser el DT del equipo que en ese entonces militaba en Primera C.

Moreno dirigió el primer partido el 31 de octubre de 1976, ante Armenio, y Merlo perdió 6-1. Luego ganó los cuatro que quedaban de ese torneo y estuvo casi dos años al frente del equipo. Su último encuentro como entrenador fue la victoria 3-0 ante Liniers, el 19 de agosto de 1978. Unos días después, el Charro falleció, a los 62 años. En total dirigió 65 veces a Merlo: 32 triunfos, 18 empates y 15 caídas.

Desde esa época, el periodista Ramón Milocco comenzó a nombrar a Merlo como “Los Charros”, en su revista partidaria del club. A partir de ahí, este equipo del Oeste comenzó a identificarse de esa forma. Y, como si eso fuera poco, en los primeros años de la década del ‘80 los hinchas decidieron que el estadio llevara el nombre de José Manuel Moreno como homenaje.

Como si la confianza de Merlo no alcanzara, en las ultimas horas apareció una foto de Novak Djokovic (el tenista es el número 1 del mundo), flamante ganador del US Open, posando con una camiseta de Merlo. Los hinchas esperan que la racha ganadora del serbio se trasmita a los “guerreros” de De la Riva.

Por Ezequiel Porco