Un domingo relajado

Luego de haber empatado anoche contra Defensa y Justicia, el plantel de River se entrenó durante una hora y media en el Monumental, donde los jugadores que actuaron ayer hicieron tareas regenerativas, mientras que el resto realizó un picado informal en espacios reducidos.

Como ya es habitual luego de cada encuentro, hubo una práctica distendida en Núñez. Si hace falta un ejemplo de eso, cabe destacar que el uruguayo Carlos Sánchez y Andrés Ríos llevaron a sus respectivos hijos, quienes se divirtieron con unas pelotas especiales para sus edades.

Los futbolistas que ayer participaron tanto en Primera como en Reserva llevaron a cabo diversos movimientos en el gimnasio y luego trotaron alrededor del campo de juego, mientras Matías Almeyda y los que no tuvieron actividad utilizaban un sector para jugar un picado.

A Benavídez

Mañana tanto el cuerpo técnico como el plantel descansarán, por eso el reencuentro será el próximo martes, en el Complejo Buenos Aires Football. Allí, River comenzará a trabajar con vistas al compromiso del sábado que viene frente a Deportivo Merlo, por la sexta fecha de la B Nacional, en la cancha de Independiente.

Foto: @joel_richards

Por @GermanBalcarce