Los socios deberán canjear sus entradas

Como el Monumental está habilitado para 40.000 espectadores y no para 60.000, como hubo en el cierre de la Copa América, el club de Núñez resolvió que aquéllos que pagan la cuota mensual tendrán que realizar un trámite previo cada vez que River actúe en su estadio, cuando regrese el próximo 12 de noviembre ante Atlético Tucumán.

¿Por qué el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires permitió que tanto los encuentros de la Selección Argentina como la final entre Uruguay y Paraguay se disputaran con todos los sectores a disposición de la gente y no hace lo propio cuando La Banda juega en su casa? Sin dudas que se trata de una medida que al menos puede ser calificada como incoherente y, si se hace una lectura aguda, discriminatoria.

Lo cierto es que la dirigencia de River ya está organizando todo para ser local en la cancha de San Lorenzo en el período la sanción, pero la visión a mediano plazo indica que deberá solicitarle a los socios que lleven a cabo un canje durante los días previos a cada encuentro en el Monumental, teniendo en cuenta que hay unas 80.000 personas habilitadas para acceder al estadio en cada compromiso.

Sin embargo, en Capital Federal no se aplica la misma vara para todos, ya que otro club importante superó ampliamente en dos ocasiones el número establecido y, como si fuera poco, lo hizo en tan sólo un mes. Por lo tanto, River tendrá que generarle una incomodidad innecesaria a sus socios -un promedio de 30.000 por partido- e incluso deberá esperar a que se realice la totalidad del canje para ver si puede vender un remanente para el resto de sus hinchas.

Por Paulo Filippini y Germán Balcarce