Ledesma fue prolijo en su estreno

El volante central mostró las cualidades que lo caracterizan y ya se posiciona como candidato a la titularidad cuando River se enfrente con Defensa y Justicia, el próximo sábado.

Un problema burocrático le impidió formar parte de la lista de concentrados para el partido frente a Sportivo Desamparados. Sin embargo, el miércoles pasado se resolvió el asunto y Cristian Ledesma quedó habilitado para vestir la banda roja por tercera etapa en su carrera.

Con botines blancos y la camiseta número 15, el Lobo ingresó a los ocho minutos del segundo tiempo en reemplazo de Nicolás Domingo, quien tuvo un desempeño muy flojo. Parado como volante central junto con Martín Aguirre, Ledesma no tuvo demasiada participación en la recuperación de la pelota, pero aportó su experiencia.

Preciso y ordenado para distribuir el balón, el mediocampista de 32 años jugó de manera simple e intervino bastante para que la salida fuera segura y eficaz, encontrando la opción más indicada. Además, se animó a sacar un derechazo cuando iban 28 del complemento, pero la pelota ni siquiera logró una trayectoria extensa porque un rival se cruzó en el camino.

“Nico Domingo tuvo un día muy impreciso y con Cristian Ledesma me aseguraba salida y una buena circulación de pelota”, explicó Matías Almeyda sobre el segundo cambio. Es que el Lobo jamás se caracterizó por tener mucho despliegue, pero cuenta con la enorme de virtud de que sabe elegir el momento indicado para dársela a un compañero. De buen rendimiento en el Sur, el volante terminó la noche con un vendaje en la cabeza, pero satisfecho por su regreso.

Por Germán Balcarce