Una reunión extensa y con autocrítica

El cónclave de anoche tuvo un clima bastante tranquilo, a diferencia de las dos veces anteriores, con la herida abierta por el descenso. Sin embargo, hubo asuntos muy importantes y por eso se prolongó mucho más de lo previsto.

La presentación de los sobreprecios en contrataciones para la construcción del Museo River fue uno de los asuntos centrales, en tanto que no hay novedades sobre el Fideicomiso, debido a que se encuentra frenado.

Daniel Passarella hizo una autocrítica y solicitó colaboración. Por otra parte, los cinco vocales opositores aprobaron a seis refuerzos y expresaron su rechazo por las llegadas de Agustín Alayes y Luciano Vella, así como también por el préstamo de Manuel Lanzini al Fluminense, mientras que dieron el visto bueno sobre la venta de Erik Lamela y la asunción del cuerpo técnico.

Además, la dirigencia evalúa la posibilidad de realizar una transferencia más, aunque no se trata de Gabriel Funes Mori, así que todo indica que los candidatos son Roberto Pereyra -quien volvió del Mundial Sub 20 en Colombia- y Jonatan Maidana, por quien River pretende una cifra cercana a los tres millones y medio de dólares.

Por Germán Balcarce