River llegó a Mendoza y tuvo una cálida bienvenida



(MENDOZA – ENVIADO ESPECIAL) El plantel arribó pasadas las 10.30 al aeropuerto internacional de El Plumerillo y, 45 minutos después, ingresó al hotel Executive, ante la mirada de unos 50 hinchas, quienes cantaron y ovacionaron a varios jugadores.

Esta vez hay un perfil bajo con respecto a las visitas más recientes. Como siempre, River es local en Mendoza. Es que Mendoza es de River, pero el recibimiento tuvo una magnitud inferior a las ocasiones anteriores. De todas formas, el “River, mi buen amigo” y otros hits sirvieron como una cálida bienvenida para el plantel.

Matías Almeyda fue uno de los primeros en bajarse del micro e inmediatamente recibió el afecto de la gente. También hubo un apoyo efusivo para el uruguayo Carlos Sánchez, opacando involuntariamente el paso de Fernando Cavenaghi, quien entró al Executive acompañado por el jefe de prensa.

De esa manera, en apenas cinco minutos la delegación de River (encabezada por el vicepresidente primero Diego Turnes y el Gerente de Fútbol, Luis Avilés) ya se instaló en “la tierra del Sol y el buen vino”, tal como reza el arco de bienvenida a la provincia, en el límite con San Luis.

Por Germán Balcarce