Domingo: “Me sentí seguro”

Más allá del valor que tuvo la victoria en sí misma, el mediocampista central se fue conforme con el rendimiento colectivo y con su actuación personal.

Regresó a su casa y se sintió muy bien. Nicolás Domingo tuvo un nivel interesante frente a Chacarita y dejó en claro que la llegada de Cristian Ledesma no le hará cambiar su forma de encarar cada entrenamiento. “Pienso en que todos los días tengo que arrancar de nuevo y trabajar de la mejor manera para seguir respondiendo. Tuve un buen comienzo, me sentí seguro y creo que hice un partido correcto, pero es importante arrancar de cero y no conformarse”, manifestó.

Con respecto al funcionamiento de River, el volante de recuperación hizo su análisis: “Teníamos que salir a presionar desde el primer minuto y se notó. Conseguimos rápidamente la diferencia y, por momentos, agarramos desarmado a Chacarita. En el segundo tiempo,  como la cancha estaba complicada, quisimos arriesgar un poco menos. En líneas generales, fuimos superiores a Chacarita. Nosotros tuvimos más chances en el ST que ellos en el partido”.

“Las primeras sensaciones son de alegría, era importante ganar de local, sobre todo porque la última imagen en el Monumental era la del descenso. Sabíamos que era un evento mundial y que teníamos la presión de ganar, sobre todo porque jugábamos con nuestra gente y, si bien nos apoyó, estaba ansiosa. Nosotros tenemos que tratar de estar tranquilos”, agregó Domingo, en declaraciones a El Show del Superclásico, por radio Mitre AM 790.

Además, Domingo reconoció que no experimentó una sensación distinta en relación a la máxima categoría (“para mí, fue un partido de River-Chacarita en Primera”) y eligió como figura a Alejandro Domínguez. También remarcó algunas características del equipo en función de lo que era Matías Almeyda como jugador (“la presión que ejercimos en el primer tiempo, en el campo rival”, subrayó) y se refirió a su tarea: “A mí me pide que haga los relevos, que trate de mantener el orden del equipo y que presione”.

Por Germán Balcarce