Cinco partidos fuera de casa

Después de que pasaron 53 días del descenso frente a Belgrano, se dio a conocer la sanción para la institución de Núñez, que deberá mudarse a la cancha de Huracán, debido a que el estadio fue suspendido y recién se podrá utilizar en la decimocuarta jornada.

Finalmente, River recibió una pena como consecuencia de los graves incidentes que se originaron el 26 de junio pasado, tanto en el Monumental como en las calles aledañas. El conjunto que dirige Matías Almeyda deberá afrontar sin público los partidos frente a Sportivo Desamparados y Defensa y Justicia, mientras que solamente podrá recibir a los socios y abonados contra Gimnasia y Esgrima La Plata, Atlanta y Aldosivi.

De esa manera, River tendrá derecho a volver a su casa el sábado 12 de noviembre, cuando sea anfitrión de Atlético Tucumán. Mientras tanto, la localía se trasladará a Parque Patricios, tal como estaba previsto semanas antes de que comenzara la temporada 2011/12 de la B Nacional.

“Qué mierda y qué bronca lo de la suspensión, después de la fiesta del martes. Bueno, habrá gente que estará contenta. Saldremos igual, somos River”, escribió Alejandro Domínguez mediante su cuenta de Twitter (@Chori1708), disconforme con la medida. Lo cierto es que la dirigencia de La Banda presentará un recurso de ámparo para que los socios puedan ingresar frente a Desamparados y Defensa.

Por Germán Balcarce