Un equipo de jerarquía para pisar fuerte

Con cinco de los ocho refuerzos y una formación calificada, River saldrá a la cancha en busca de la victoria para doblegar a un candidato como Chacarita Juniors y empezar el nuevo ciclo con los tres puntos en casa. Pasión Monumental analiza cómo se puede presentar el partido.

 Tan sólo dos nombres alcanzan para demostrar la diferencia de calidad que hay entre el conjunto que dirige Matías Almeyda y los 19 clubes restantes. No se trata de subestimar a nadie, sino de marcar la importancia de tener a Fernando Cavenaghi y Alejandro Domínguez en la ofensiva, sin olvidar la llegada de un gran volante como el uruguayo Carlos Sánchez. Es el equipo de Núñez posee jerarquía individual en todas las líneas, pero eso deberá ratificarlo una vez que empiece a rodar el balón.

El 4-4-2 será el esquema que utilizará el Pelado como punto de partida, tal como lo hará Héctor Rivoira desde el otro banco. Sin embargo, el potencial no es el mismo. El DT millonario pretende un funcionamiento dinámico, con presión en todos los sectores del campo y una participación permanente sobre los costados para que los delanteros sean abastecidos constantemente, por eso confía en Sánchez y Lucas Ocampos para que lo consigan por derecha e izquierda, respectivamente.

Además, Martín Aguirre puede hacer su aporte goleador mediante la sorpresa que lo caracteriza, en tanto que Luciano Abecasis y Juan Manuel Díaz contarán con licencia para lastimar a través de sus proyecciones. De todas formas, no hay que subestimar a Chacarita. Con Santiago Raymonda como principal exponente futbolístico, cuenta con atacantes (Pablo Bastianini, Carlos Herrera y Juan Manuel Cobelli, quien estará entre los relevos) que llegan afilados de la pretemporada.

Por las bandas, el conjunto de San Martín tiene dos volantes con mucho ida y vuelta como Franco Dolci y Emanuel Centurión -sobre la derecha y la izquierda, respectivamente-, por eso los mediocampistas externos de River deberán hacer lo propio para no sufrir descompensaciones tácticas. Y en cuanto a las acciones con pelota parada, Almeyda tendrá que poner énfasis en las marcas que les asignará a Javier Páez y Sebastián Pena, dos experimentados en el juego aéreo.

River posee un equipo muy fuerte en cuanto a nombres y tiene la obligación de conseguir un triunfo. Seguramente, el duelo contra Chacarita no será para nada accesible. Pero con la ilusión que representa un emblema como Cavenaghi, los hinchas tendrán un motivo para ir con expectativas de que sea positivo el inicio en la B Nacional.

Por Germán Balcarce