Se terminaron las esperanzas por Valeri

El jugador renovó su contrato con Lanús y, automáticamente, quedaron desechadas las posibilidades de que llegue a River.

Fue un sueño, solamente eso. Es que el nombre de Diego Valeri generó expectativa cuando se mencionó la chance de que en Núñez hicieran un esfuerzo económico para incorporarlo, aunque la realidad indica que se trató de una utopía.

Luego de haber tenido un conflicto económico con la dirigencia de Lanús, el volante quedó marginado del plantel profesional y, en consecuencia, sin lugar en el equipo. Valeri iba a quedar colgado hasta el próximo 30 de junio, pero hace unas horas solucionó su situación con la entidad de zona Sur y firmó hasta mediados de 2014.

Ahora, River deberá seguir gestionando el arribo del paraguayo Marcelo Estigarribia, quien podría transformarse en el séptimo refuerzo para que Matías Almeyda piense en la formación que pondrá ante Chacarita.

Redacción