Aguirre: “Los muchachos tienen mucha sed de revancha”

 

El volante que nació en Bahía Blanca y viene de jugar en Olimpo destacó el entusiasmo que encontró en sus nuevos compañeros desde que se sumó al plantel, hace 11 días.

Con 30 años y una trayectoria más vinculada al fútbol de Ascenso que al de Primera División, Martín Aguirre no deja de sorprenderse con su llegada a River, por todo lo que significa la historia y la calidad humana del plantel: “Los muchachos tienen mucha sed de revancha para devolver a River donde se lo merece. Canalizan todo el dolor en el trabajo y en las ganas. La recepción del grupo fue maravillosa, los referentes tienen mucha humildad y una predisposición al trabajo que cuesta ver en estos días”.

Siempre fue mediocampista por los costados o cerca del círculo central, por eso Aguirre fue una de las primeras opciones que manejó Matías Almeyda para reforzar al equipo. “Me gusta ser doble cinco, rabajar en la contención y, a la vez, soltarme para unirme a los delanteros. Me gusta mucho llegar y probar desde media distancia. He jugado por derecha y por izquierda, aunque jugando con tres volantes, te vas moviendo en bloque, no jugás tan abierto y es más fácil”.

“Almeyda nos pidió mucha presión en toda la cancha, posesión de pelota, ser verticales a la hora de atacar y de llegar al arco, pero sin descompensarnos. Cuando se pierde la pelota, tenemos que ser once leones para recuperarla, volver a tenerla y generar juego. Ahora hay que aceitar movimientos para arrancar a toda máquina contra Chacarita”, explicó el Pelado Aguirre sobre un Pelado que no es tal, en una entrevista con El Show del Superclásico, de radio Mitre AM 790.

Feliz con su llegada a Núñez, Aguirre repasó todo lo que representa para él la incorporación al club más ganador del fútbol argentino. “Es una mezcla de sensaciones. Se me vino la vida en el fútbol. Siempre me gustó el fútbol, desde la infancia. Era Boca o River, no salía de ahí. No cualquiera lo puede lograr, así que voy a aprovechar al máximo esta oportunidad. River va a ser River en la A, en la B o donde sea, lo hace grande la gente. Los socios que tiene River no los tiene ningún club”.

Aguirre conoce la B Nacional desde sus etapas en Villa Mitre y Godoy Cruz, por eso tiene algunos indicios sobre lo que significa jugar sin hinchada cada dos semanas. “Como no hay público visitante, tenemos que hacer sentir más que nunca la localía en el Monumental o donde nos toque jugar. De visitante, a veces te juega a favor, así que hay que tomar esa parte con inteligencia”, analizó.

Por Paulo Filippini