Así está River, a 15 días del debut

 

Luego de haber estado dos semanas en la Costa Atlántica, el plantel que dirige Matías Almeyda volvió a Buenos Aires y en la mañana de hoy retomó las actividades en Ezeiza. Por ahora llegaron seis refuerzos y se marcharon 11 jugadores. Sin embargo, aún pueden llegar más incorporaciones.

Aún no se puede hacer un análisis concreto para determinar si es positivo o no el balance de la pretemporada. River continúa preparándose para participar en la B Nacional y todavía no hay una formación clara para saber lo que pretende el técnico en cuanto a los nombres y características de sus dirigidos, pese a que el 4-4-2 será el esquema táctico, según lo que anticipó el Pelado el 11 de julio.

Alejandro Domínguez y Fernando Cavenaghi resignaron una fortuna para regresar al club y colaborar con la reconstrucción futbolística, mientras que Agustín Alayes, el uruguayo Carlos Sánchez, Martín Aguirre y Luciano Vella (hoy practicó por primera vez junto con sus nuevos compañeros) fueron los cuatro restantes que se sumaron a la lista de refuerzos, sin olvidar que Nicolás Domingo y Andrés Ríos volvieron tras sus respectivos pasos por Uruguay y Polonia. La nómina podría ampliarse durante los próximos días con un mediocampista central y otro por izquierda

Además del retiro de Almeyda, hubo varios jugadores que se marcharon luego de que finalizaran sus préstamos y vínculos: Juan Pablo Carrizo, Paulo Ferrari, Matías Abelairas, el peruano Josepmir Ballón, Leandro Caruso y Mariano Pavone no pertenecen a River desde el 1º de julio, en tanto que Diego Buonanotte (Málaga) y Erik Lamela (Roma) fueron transferidos. Maximiliano Coronel, Walter Acevedo y Manuel Lanzini estarán a préstamo por un año en All Boys, Banfield y Fluminense, respectivamente.

Los amistosos, cuyos desarrollos fueron informales, no registraron demasiadas pistas para empezar a develar cuál será la formación que empleará Almeyda. Dos triunfos contra los juveniles de Alvarado y otros tantos frente a las categorías menores de Kimberley. Unión de Mar del Plata fue el primer rival integrado por profesionales y River tuvo resultados dispares: se impuso 1-0 en el primer choque y perdió por el mismo marcador, en el segundo, mientras que el viernes pasado hubo dos victorias ante Ramón Santamarina: 4-0 y 1-0.

Si bien es cierto que River utilizó como alojamiento el complejo RCT de Chapadmalal, la mayoría de los entrenamientos se llevó a cabo en la cancha de Kimberley. Allí, cientos de fanáticos pudieron observar desde muy cerca a Cavenaghi y el resto del plantel. También hubo algunas prácticas en la playa y otras en el gimnasio y en las canchas del RCT. Lo positivo de todo es que no hubo lesiones de gravedad, ya que tan sólo Lucas Orban y Alayes padecieron pequeñas molestias.

Ahora, el encuentro en Ezeiza frente a Defensores de Belgrano, el miércoles que viene, es el próximo objetivo de Almeyda. Tal vez sea la oportunidad para que el DT empiece a ensayar con los 11 protagonistas que tendrán la misión de vencer a Chacarita el martes 16 de agosto, cuando River dé el primer paso en su operativo para retornar a Primera División.

Redacción Pasión Monumental.