¿Qué será de ti, querido Ariel?

Después de conocerse de que Matias Almeyda tomó la decisión de no tener en cuenta a Ariel Ortega para encarar esta nueva etapa, fueron muchas las versiones que circularon sobre su futuro. Pero lo más importante fue conocer su opinión con respecto a lo que viene. “Jugaría en la B, en la C o en cualquier lado, con tal de jugar…”, manifestó el ídolo.

Es más que evidente que lo único que el jujeño quiere es jugar al futbol y ya que no lo puede hacer en el club de sus amores, está dispuesto a lograrlo en cualquier categoría de nuestro fútbol. Eso sí, sólo participaría en el medio local, dado que más allá de tener varias propuestas del exterior, el traslado a otro país sería bastante dificultoso sobre todo porque sus hijos ya son grandes.

Luego de que el Burrito expresara su postura, llegaron las propuestas de varios equipos. Gimnasia y Tiro de Salta, Central Córdoba de Santiago del Estero, Deportivo Morón y hasta nuestro vecino, Defensores de Belgrano Si bien no hay ninguna certeza sobre el futuro de Ortega, lo único que sí está claro es que él quiere seguir jugando.

Al igual que todos los hinchas de River y los fanáticos de Ortega, desde espacio se lamenta esta horrible decisión del cuerpo técnico y los dirigentes por no querer contar con su calidad, sus enganches y sus goles. Hay que ser muy necio para no ver dónde están las soluciones y dónde están los goles, si no es en los pies del Burrito.

Vale recordar que Ortega tiene un contrato que lo vincula a River hasta el 30 de junio de 2014 y que a la gente le encantaría verlo una vez más con la banda roja, en lugar de tener que llorar su retiro anticipado por no haber conseguido un lugar en su casa.

Por Ezequiel Porco